"El Estado crea abogados, para que sean custodios de las instituciones jurídicas, para que las defiendan y las mejoren, no para que se ocupen en destruirlas y desacreditarlas, sembrando la inquietud, la desconfianza, y el odio, que son fruto de la injusticia y el despojo. Si peligrosa es la amoralidad de los jueces o su simple desviación recta intangible de su Ministerio, no lo es menos la de los abogados, que tienen por delante el incentivo del éxito y de la fortuna" (Podetti, "Tratado de los Actos Procesales")

POR SU IMPORTANCIA Y PARA QUE LA CONSULTEN, EL WORKAHOLIC ES UN PROBLEMA



El 35% de los argentinos afirma que el exceso de trabajo les ha generado problemas de salud

FUENTE: http://www.trabajando.com.ar/contenido/noticia/11348/el-35-de-los-argentinos-afirma-que-el-exceso-de-trabajo-les-ha-generado-problemas-de-salud.html

El aumento de la competencia en el mercado laboral, ha obligado no tan sólo a las empresas a generar estrategias de diferenciación, sino que también ha exigido a los profesionales a desarrollar diversas habilidades que les otorguen un valor agregado. Para lograr el éxito profesional es preciso fijarse metas cada vez más altas, sin embargo, en ocasiones esta situación hace que se amplíen las jornadas de trabajo, lo que se traduce sin duda, en pasar más tiempo en la oficina que en el hogar.

Frente a este panorama, lo ideal es que las personas fuesen capaces de controlar el exceso de labores. No obstante, hay quienes no pueden ponerse límites y la adicción al trabajo se hace difícil de manejar, éstos son los denominados “trabajólicos” o “workaholics”, una tendencia moderna que es absolutamente perjudicial. Tanto así, que está comprobado en diversos estudios mundiales, que trabajar más de doce horas al día aumenta en un 37% la posibilidad de padecer alguna enfermedad.

Pero esta situación no sólo trae consigo efectos a nivel personal, sino también en la relación con el entorno, particularmente con la familia, ya que los tiempos para compartir son cada vez menos, los temas en común van escaseando y peor aún, los cambios físicos y psicológicos les afectan directamente a quienes nos rodean. Para saber qué opinan los argentinos respecto a este tema, Trabajando.comrealizó una encuesta a más de 2.160 personas, donde el 46% dijo considerarse un trabajólico.

Dedicarle más tiempo al trabajo que a la vida personal, trae consigo grandes consecuencias, como pasar más tiempo sentado y sin hacer ejercicio, aumentando las probabilidades de sobrepeso y enfermedades cardiovasculares. Así como también, puede traer problemas familiares o en las relaciones sociales y afectivas.  Teniendo en cuenta lo anterior consultamos, ¿cuántas horas pasan los argentinos en sus empleos?, el 35% dice trabajar más de 10 horas; el 25%, 8 horas; el 24%, 10 horas y un 16%, 9 horas.

Pero, cuando trabajan más horas de lo debido, ¿por qué lo hacen? El 46% dijo que era porque tiene demasiado trabajo y no le alcanza el tiempo, el 39% porque le pagan horas extras, el 10% porque su jefe lo obliga a hacerlo y el 5% porque es desorganizado y pierde mucho tiempo durante el día.

¿Cuál es el mayor interés o preocupación respecto al trabajo? Para el 60% de los encuestados es alcanzar objetivos profesionales y satisfacción personal, para el 14% ascender laboralmente, para el mismo porcentaje ganar más dinero y un 12% dijo que es demostrarle a la familia de lo que es capaz.

Es normal querer alcanzar el éxito en el trabajo, pero no hay que obsesionarse con ello, es necesario controlar el exceso de responsabilidades y planificar los tiempos, el gran error que cometen algunos es llevarse trabajo a la casa, esto es uno de los principales factores que generan múltiples enfermedades. Cuando se les preguntó si en su tiempo libre lograban desconectarse del trabajo, un 69% dijo que sí, mientras que un 31% señaló lo contrario.
Pero aquellos que no logran desconectarse del trabajo, ¿cómo se mantienen conectados?, un 59% de los encuestados dijo que por teléfono, un 29% trabaja desde la computadora de su casa y un 12% a veces va a la oficina.

Existen algunos patrones que indican cuándo una persona podría estar cayendo en una “adicción al trabajo”, como por ejemplo llevarse trabajo para la casa constantemente, no tener tiempo para descansar o incluso evitar tomarse vacaciones, así como dejar de lado a la familia los fines de semana. Existen casos aún más extremos en que las personas viven constantemente pensando en sus tareas pendientes y si no están en la oficina, les acompaña una sensación permanente de culpa, tensión o temor. En este sentido, se les preguntó si el exceso de trabajo les ha generado problemas de salud y un 65% dijo que no, mientras que el 35% restante manifestó lo contrario.

¿Qué enfermedades han presentado las personas que trabajan excesivamente? Un 18% dijo estrés, un 16% dolor de espalda, hombros y/o cuello, un 15% dolor de cabeza, un 12% problemas gástricos, un 11% insomnio, un 10% depresión, un 5% sobrepeso y enfermedades visuales y un 3% tendinitis.

“A veces las personas utilizan el término “trabajólico” para expresar de manera positiva que mantienen una fuerte motivación hacia el trabajo, sin embargo, esta es una conducta dañina que puede llegar a enfermar física y psicológicamente a los trabajadores y esto ocurre por una ambición profesional excesiva e incontrolable”, señala Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina.

Molouny agrega que “para poder solucionar este problema se debe hacer una lista de prioridades y dejar para después lo que no lo es. Esto sin duda mejorará la calidad de vida y denotará un profesional con menores tensiones y relajado. Un buen profesional no es aquel que más horas dedica al trabajo, sino que es la calidad de lo realizado en el trabajo”.















Read More... [Source: DERECHO LABORAL Y SOCIAL]

No hay comentarios:

Publicar un comentario